miércoles, 29 de octubre de 2008

EL SHOW BUSINESS DE LA POLÍTICA




MEDIOS, POLÍTICA Y ENGAÑO



EL SHOW BUSINESS DE LA POLÍTICA




Por Carlos Barreto Caballero



Hoy por hoy, vivimos en un mundo completamente globalizado, donde la importancia ó trascendencia de la información, ha dado paso a la inmediatez de las noticias, en aras de un torbellino interminable de información variopinta, profusa y difusa, por veces de claro corte amarillista, por otras, con claro sesgo mediático, generalmente en función de los intereses del mundo capitalista, de cuyo nido provienen y pertenecen los intereses corporativos de esos grandes conglomerados procesadores de la información mundial.





Hoy sería inimaginable el desarrollo del arte de la política, sin la presencia inherente y consustancial de los medios de comunicación. Pero ese fenómeno, la globalización informativa a ultranza, de la mano con la globalización de casi todos los procesos de nuestras vidas, nos ha llevado a derroteros inimaginables, donde pareciera que la única opción que tenemos, so riego de morir en el intento contrario, es la dejarnos invadir por las grandes cadenas mediáticas, proveedoras y procesadoras de la información total. Y ello hacerlo de manera impasible, obsequiosa y hasta servil, aún a consciencia de que ello pueda ir en contra de nuestras propias vidas, familias y sociedad.





Según estudios de la psicología y psiquiatría moderna, el neuromarketing viene a ser la ciencia que permite controlar las decisiones de consumo del cliente mediante sofisticadas técnicas de inducción subconsciente ó subliminal, de dudosa ética y preclaro proceder, que sobre exponen al teleespectador y lo sitúan en una situación de minusvalía y alienación para que tome determinadas decisiones ó se sitúe dentro de determinadas matrices de opinión, claramente segadas en función de algún interés particular ó grupal, bien de orden político, económico ó comercial.
Según un interesante estudio de los Profesores Noam Chomsky y Edward Herman, en “The Manufacturing Consent” (La Fabrique de l’Opinion Publique), se señala que luego que la neurología y la psicología se aliaron con la gran industria mediática para llegar a las emociones personales y orientarlas hacia productos del mercado, hemos visto como cada vez más, sin vergüenza y con creciente eficacia, las grandes cadenas mediáticas juegan perversamente con las preferencias del consumidor (telespectador) y van generando las matrices de opinión a su conveniencia, ó la de sus clientes, aún a consciencia del daño que eventualmente ello le pueda causar a los propios teleespectadores.





Hoy por hoy, ese es un dilema que está en el debate público y político, donde las grandes cadenas mediáticas siguen dominando su propios espacios de opinión mundial, ante una voz cada vez más fuerte y creciente del mundo emergente, sobre todo el mercado hispano parlante, el de América Latina, y el de aquellas naciones cuyos pueblos vienen levantando su voz en aras de crear nuevos modelos societarios y nuevos modelos de producción. Candente y actualizado tema, sobre todo a raíz del recién comienzo del fin de la era del capitalismo neoliberal global como panacea universal de todos los sistemas económicos del mundo.





La ideología política según el medio informativo,..
Ahora bien, según la fuente antes mencionada, bien se sabe que en la historia de la humanidad la información nunca había sido tan abundante e instantánea, hasta el punto de que la información globalizada, al suprimir las fronteras físicas y lingüísticas, ha transformado el planeta en una “aldea global”. “





Así, continua, “el desarrollo de la transmisión por satélite, la multiplicación de las cadenas transfronterizas y otros canales de difusión como Internet, correo electrónico, blogger y también el fax o el teléfono móvil, llevó a los sociólogos y analistas políticos a celebrar la llegada de una sociedad de la información, como la marca característica del siglo XXI, el fracaso del totalitarismo y el fin de la democracia neoliberal”.





No obstante, prosigue dicho análisis, el aumento del control de la información por parte de los grandes conglomerados industriales, la importancia que han adquirido las estrategias de comunicación en detrimento de la información propiamente dicha, la endogamia creciente entre los medios de comunicación y la política, plantea como telón de fondo, la cuestión de la viabilidad de un debate democrático en una sociedad donde los principales vectores de información están dominados por los poderes del dinero y la promoción de intereses privados.





Justamente ese es el próximo y necesario debate que se habrá de plantear ante los grandes escenarios mundiales. Medios Vs Ideología. Política Vs Poder Mediático. Poder Mediático Vs Poder Popular. Luce imprescindible que los países emergentes se armen de sus propias estrategias para librar esta dura y trascendental batalla, ante la caída de ciertos dogmas socio económicos impuestos y ante la necesaria búsqueda de nuevos modelos comunicativos y de información a nivel mundial. Modelos mediáticos de nueva generación que permitan y coadyuven a la búsqueda de nuevos modelos societarios a nivel mundial.





Cuanto vale el Show
Según datos actualizados de fuentes confiables, en Estados Unidos el 40% de lo que se publica en la prensa se reproduce directamente, sin alteraciones, en los comunicados de Relaciones Públicas, confirma Paul Moreira, autor de la documentada obra “Las nuevas censuras -entre bastidores- de la manipulación de la información”.





Continúa nuestra fuente, baste con decir que “Dos cifras bastan para caracterizar al imperio de los medios de comunicación: viven de dos tercios de la publicidad y gastan cada año el doble del presupuesto del estado francés. A escala mundial el volumen de negocios de la televisión, aparte de las subvenciones, se acercó a 220.000 millones de dólares en 2006, de los cuales alrededor de 160.000 millones se financiaron por la publicidad, lo que representa el 70%. El volumen de negocios mundial de los diarios y revistas se acercó en 2006 a 275.000 millones de dólares, de los cuales unos 175.000 millones corresponden a la publicidad, lo que representa un 65%, y subiendo, con un máximo del 88% en Estados Unidos”.





Capítulo Venezuela: Hacia donde vamos,…
Hoy Venezuela, con más de 50 años ininterrumpidos de exposición mediática por la presencia de la televisión en nuestro país, ha vivido una de sus más grandes transformaciones socio cultural de su historia republicana. El genotipo social del venezolano actual, su idiosincrasia, sus paradigmas societarios y sus expectativas de movilización social, definitivamente van apareados con los modelos socio culturales derivados de los principales programas de televisión a lo largo de estas décadas. El capítulo de las telenovelas, aunque no parezca, ha jugado un rol fundamental y determinante en este sentido.





Es de prever que en nuestro país ante la socavada pugna ideológico mediática en que nos encontramos sumidos, estamos corriendo el riesgo de ir hacia un absolutismo alienante ideológico político (bien de derecha ó izquierda) ó hacia un nuevo despertar. Aún estamos con los acontecimientos en pleno desarrollo.





Todo esto, por supuesto y en el entretanto, con el gran festín de los dueños y directivos de los principales canales de televisión, y medios radiofónicos e impresos. A quienes no les importa tanto el devenir de esta patria, salvo excepciones, siempre y cuando haya suficientes petrodólares para el uso y abuso del show mediático. La fiesta continua,…


1 comentario:

Morochos.org dijo...

Por eso es mejor abrir medios de comunicación que cerrarlos, porque abriendo nuevas fuentes de información se rompen los de monopolios que benefician solamente a un grupito de interesados.